ASPECTOS TÉCNICOS, TÁCTICOS Y MENTALES DEL SERVICIO EN EL TENIS

I. USOS DE LAS DIFERENTES MODALIDADES DEL SERVICIO


1. PLANO

Es el servicio más agresivo de todos ya que consigues potencia y velocidad en la bola haciendo, si no es un ace, una devolución muy defensiva del rival lo que nos da tiempo de atacar la bola y dominar el punto.

Se utiliza especialmente en el primer saque ya que las probabilidades de fallar son altas. No es recomendable usarlo en el segundo saque ya que si bajamos la potencia sin imprimirle efecto vas a quedar expuesto a que el rival te ataque y domine el punto con total comodidad. Generalmente son servicios ubicados en la “T” o al centro del cuadro de saque del oponente.


2. LIFTADO O CON TOP SPIN

Se utiliza como segundo saque porque las posibilidades de no fallar son muy altas, aunque tácticamente también se puede utilizar en el primer saque como más adelante se describirá. Es una bola muy incómoda para devolver así no tenga la potencia ni la velocidad del servicio plano pero se gana en seguridad, ubicación y colocación por el gran componente de efecto que se transfiere a la bola.

Utilizado con inteligencia es efectivo ya que dependiendo del cuadro al que yo sirvo e igualmente dependiendo si mi rival es zurdo o derecho o tiene una devolución deficiente por el revés o por el drive puedo ubicar la bola para lograr una devolución defensiva que me permita atacar la bola y ganar el punto.

Es el servicio que tiene muchas variaciones en cuanto a velocidad, efecto y colocación ya que puedo sacar al rival de la cancha con efecto hacia afuera o incomodarlo con efecto hacia adentro y así mismo hacerlo restar con una devolución floja cuando la bola pica y se eleva permitiendo, igualmente atacar y ganar el punto. Es un saque muy efectivo tanto en primer servicio como en el segundo cuando se juegan partidos de dobles porque permite dar tiempo a la pareja de siempre atacar la red.


3. CORTADO O CON SLICE

Utilizado para incomodar al adversario con una bola baja y pesada hacia el lado más débil de su devolución haciendo que reste defectuosamente para atacarlo y definir el punto. Es un arma estratégica para “desestabilizar” al rival con un servicio no esperado, en especial cuando se ubica detrás de la línea de fondo. Podemos jugar con velocidades distintas para sorprender igualmente al oponente para que tenga una devolución defensiva y así poder atacar y ganar el punto.

Cuando el rival es lento y pesado puedes servirle al centro o al cuerpo ya que al ser una pelota baja se le dificulta la devolución y no tiene tiempo de decidirse de pegarle con el drive o con el revés realizando una devolución débil y ultradefensiva permitiendo a nosotros atacar y definir el punto con amplias posibilidades de éxito.


4. LATERAL O CON SIDESPIN

También utilizado para sacar al rival del campo o descontrolarlo de su posición de espera del servicio. Se requiere de mucho entrenamiento y precisión ya que se impacta la bola en el lado lateral por lo que es poco utilizado especialmente en jugadores aficionados.

Ejecutado eficientemente es una gran arma ya que asegura un productivo y seguro servicio variando las velocidades y las ubicaciones del mismo dependiendo de las debilidades y fortalezas del rival en cuanto a su devolución.


II. LA TÉCNICA BÁSICA DEL SERVICIO

El servicio es muy diferente en cada tenista teniendo en cuenta sus personalizaciones tales como la contextura física, la estatura, las bases técnicas aprendidas, el medio de enseñanza, la morfología corporal, etc., pero los fundamentos técnicos son los mismos con pequeñas variaciones de acuerdo a esas particularidades antes mencionadas.

El saque de tenis es el único golpe en que no interviene el adversario, es decir, no se contesta la bola con el efecto, la dirección, la aceleración y la altura que le tira el oponente. Tú tienes 100% el control de la bola para realizar un buen o un mal saque.

El servicio se analiza por fases ya que es uno de los golpes donde intervienen más variables de acuerdo a los principios bio-mecánicos con el objeto de realizar movimientos coordinados y fluidos, buena potencia y efectos productivos para prevenir lesiones.


FASE 1. POSICIÓN DE PREPARADO DEL SAQUE

En la posición de los pies, el pie trasero se coloca paralelo a la línea de fondo y el pie delantero apunta al poste que sujeta la red cerca al cuadro de saque donde se va a servir. Esta es una posición clásica y tiene pequeñas variantes dependiendo de las particularidades técnicas de cada tenista y del tipo de saque que se quiera realizar.

Los brazos deben estar ligeramente flexionados y la cabeza de la raqueta debe estar apuntando al cuadro de saque al cual vamos a servir.

La empuñadura que se utiliza es la continental o empuñadura de martillo.

La bola se debe sujetar con la yema de los dedos o con los dedos, - no con las manos -, para tener comodidad, facilidad y soltura al momento de lanzar la pelota.

El peso del cuerpo inicialmente debe estar soportado por el pie trasero.

El servicio debe realizarse muy cerca de la línea central del saque con el objeto de tener la misma distancia de recorrido hacia ambos lados para tener tiempo de contestar la devolución del rival. En los partidos de dobles se puede servir en una posición más alejada de la línea central de saque para estar más cerca del pasillo de dobles y además tenemos un compañero que nos respalda y cubre el otro lado de la pista.

Desde el punto de vista mental la posición de preparado tiene una gran importancia si tomamos unos 3 ó 5 segundos antes de iniciar el saque para respirar, regular tus niveles de activación y concentrarte en el punto y en la jugada que pretendes realizar, mientras peloteamos la bola contra el suelo varias veces e iniciamos los movimientos técnicos para realizar el servicio. De esta manera la efectividad del saque podrá aumentar.


FASE 2. EL RITMO DEL SAQUE Y EL LANZAMIENTO DE LA BOLA

El servicio debe realizarse con armonía, fluidez y coordinación, es decir, que no sea un movimiento forzado sino cómodo para el jugador. En la posición de preparado la mano dominante que agarra la raqueta y la mano no dominante que sostiene la bola están juntos, el uno con la raqueta y el otro con la bola pegada al encordado de la raqueta.

Al iniciar el movimiento del saque ambos brazos bajan a la vez y se van separando para luego subir a la vez, la una para lanzar la pelota y la otra para llevar la raqueta hacia atrás.

El brazo no dominante que sostiene la bola debe apuntar por encima del pie delantero en una línea imaginaria hacia arriba. Cuando empiezas a levantar el brazo y pases por la altura de tu cabeza debes soltar la bola hacia arriba de una manera muy ligera, sosteniendo la bola con la yema de los dedos con el objeto de tener un mayor control de la pelota y que ésta no rote sobre su propio eje en el aire.

Cuando llevamos inicialmente la raqueta hacia atrás con la mano dominante, producto del agarre continental la palma de la mano mira hacia abajo; cuando llegamos a la altura de los hombros el brazo y la raqueta deben forman una L o un ángulo de 90 grados.

Lógicamente con éste movimiento para lograr una adecuada aceleración la espalda automáticamente se inclina hacia atrás para ejercer un movimiento “catapulta” cuando trasladamos el peso del cuerpo hacia adelante al momento del impacto como veremos en la siguiente fase.


FASE 3. EL LANZAMIENTO DE LA BOLA PARA EL IMPACTO Y EL TRASLADO DEL PESO DEL CUERPO HACIA ADELANTE PARA IMPRIMIR POTENCIA Y VELOCIDAD A LA BOLA

Debes aprender a lanzar la bola para mejorar efectivamente el saque de tenis en los partidos. El 50% de la efectividad de tus saques depende de cómo lanzas la pelota al aire para realizar el contacto. De nada nos sirve tener una técnica depurada en el saque si no la lanzamos de manera correcta.

La pelota la debo lanzar al aire en un punto u otro dependiendo del tipo de efecto que le voy a imprimir sea cortado, plano, liftado o con sidespin.

Casi todos los jugadores profesionales elevan la pelota a un mismo punto variando el spin o el efecto que le imprimen a la pelota con el fin de “esconder” el servicio hacia el rival, sin sacrificar potencia. Esto sólo se logra con entrenamiento y fortalecimiento de muñeca, brazo, antebrazo, hombro y espalda ya que es muy forzado el saque.

Es normal que el primer servicio sea plano y potente por lo que debemos lanzar la pelota un poco adelante del trazado de la línea imaginaria del pie que está delante hacia arriba. Con esto logramos transferir el peso del cuerpo a la bola hacia adelante para lograr el efecto de apalancamiento para que toda la fuerza del saque no radique solamente en el brazo: logramos un saque potente sin forzar mucho el brazo evitando lesiones graves.

El segundo saque normalmente se realiza con efecto para asegurar el servicio y para evitar la doble falta. Debemos, en este caso, lanzar la bola ya no adelante como en el primer saque sino que se lanzará por encima de nuestra cabeza para lograr un mayor recorrido de la raqueta en la envolvente de la bola que es la que produce el efecto.

Es muy importante tener en cuenta que, independientemente que el servicio sea plano o con efecto, al lanzar la bola hacia arriba se deben flexionar las rodillas al momento de llevar la espalda hacia atrás, como se dijo anteriormente, para “catapultar” el impacto.

Esto científicamente se llama “energía potencial elástica” por el cual, al flexionar las rodillas y llevar la espalda hacia atrás estamos alimentando la energía potencial de nuestro cuerpo para que al momento del impacto, imprimamos esa fuerza elástica a la bola, imprimiendo potencia y velocidad al saque.

La altura de la bola al lanzarla al aire tiene como objetivo que al momento en que la impactemos el brazo debe estar totalmente estirado para producir el efecto de apalancamiento transfiriendo el peso del cuerpo a la bola y hacia adelante ya que si lo tiramos la bola más baja el brazo se encoge y por ende no se produce la transferencia del peso del cuerpo a la bola perdiendo efectividad en el saque produciendo un servicio defensivo y no ofensivo y además el brazo puede estar sujeto de lesión por absorber toda la fuerza del impacto al mismo.

La gran mayoría de los errores en el saque, bien sea que peguen en la red o que caigan por fuera del cuadro de saque ocurren cuando elevamos mal la pelota.

Ejemplo 1. Cuando tiras la pelota demasiado hacia delante de tu cuerpo, al momento del impacto las cuerdas de tu raqueta están mirando hacia el suelo o hacia la red y la pelota, lógicamente no pasará por encima de la malla.

Ejemplo 2. Si elevas la pelota muy atrás de tu cabeza la pelota pegará por fuera del cuadro de saque, obviamente porque las cuerdas de la raqueta estarán mirando hacia muy arriba para imprimir el efecto requerido.

Debe lograr el punto de equilibrio para ejecutar el saque con comodidad y no sea ni demasiado adelante ni demasiado atrás. Este suele ser un rango amplio que rodea esa línea imaginaria que sale hacia arriba desde tu pie delantero en la postura inicial del saque.

Hay algunos tenistas que lanzan la bola hacia los lados fuera de ese punto de equilibrio lo que es un grave error ya que, independientemente que le entre o no el servicio, se produce un sobreesfuerzo para impactar la bola, forzando la columna y la espalda en sí, lo que con el tiempo nos produce fuertes dolores lumbares y desviación de la columna.

Para corregir esta mala técnica, es conveniente, para jugadores amateurs, que la mano con que lancemos la bola hacia arriba esté apuntando hacia el cuadro de saque al que queremos impactar cuando nuestro objetivo es sacar completamente plano y así evitamos que la bola se nos desvíe hacia los lados.

Los jugadores profesionales realizan la técnica de lanzar la bola curvada dirigiendo la mano que tira la bola en dirección de la punta del pie delantero para lograr imprimir un mejor efecto a la bola.

¿Cómo calculo la altura de la bola al lanzarla? Levanta la raqueta y el brazo hacia arriba y unos 10 a 15 centímetros por encima del canto superior de la raqueta es la altura máxima para poder tirar la bola y realizar el impacto efectivo.

III. LOS SERVICIOS CON EFECTO - TOP SPIN, SLICE Y SIDESLICE - SU IMPORTANCIA TÁCTICA

Si tienes un buen primer servicio potente y plano pero un segundo servicio flojo le estás regalando a tu rival muchos golpes ganadores pues le darás la oportunidad de atacar y dominar el punto.

Para obviar éste problema debes entrenar el segundo servicio con el efecto de top spin, slice o sidespin para que tengas una gran ventaja táctica con tu segundo saque. Ya tienes un porqué táctico para que entrenes técnicamente los efectos en tu segundo servicio, en especial el de top spin que es el menos complicado de lograr y de entrenar.

La motivación para entrenar fuertemente la técnica de los efectos en el segundo servicio es que vas a ganar partidos que inexplicablemente antes perdías, vas a adquirir una gran confianza en tu juego, la bola al entrar con efecto la puedes dominar a tu antojo buscando ángulos por fuera, hacia el centro y por dentro del cuadro de saque, incomodando la devolución de tu rival para que devuelva deficientemente y puedas atacar y dominar el punto.

Puedes dar variabilidad en tus saques ya que lograrás sorprender con un primer servicio con efecto pues se hace más difícil devolver ya que la bola se levanta cuando es top spin, se baja cuando es slice y se desvía para un lado si es sidespin y no son tan rápidas y potentes como el saque plano lo que obligará a tu rival a “pegar” a la bola pero sin dirección efectiva lo que te permitirá controlar el punto y atacar, con esto lograrás ser un jugador menos predecible en tus servicios.

Es importante que engañe a tu rival con cambios de ritmos y velocidades en los saques de tenis y los puedes hacer fácilmente con los efectos liftados, cortados, planos y con sidespin.

Muchas veces un saque plano y potente no es tan productivo ya que el porcentaje de efectividad no es alta y si entra, el rival con sólo bloquear el golpe aprovechándose de la velocidad de la bola, logra contestar el servicio.

En cambio, en el saque con efecto el porcentaje de efectividad de que entre es alto ya que el rival debe golpear la bola con dificultad pues la pelota lleva efecto hacia arriba - top spin -, hacia abajo – slice - o lateral – sidespin -, dificultado la devolución y haciendo fácil la respuesta del sacador para definir y controlar el punto.


IV. SE RECOMIENDA ENTRENAR EL SAQUE DE TENIS CON EL MÉTODO 25-25-25 DE 3X3

Este ejercicio tiene como objetivo mejorar la consistencia y el control de las direcciones de las bolas. En este entrenamiento se busca fortalecer aspectos técnicos, tácticos y mentales.

Ante todo se debe estar bien físicamente para no tener lesiones de hombro, brazo, codo y espalda. Es aconsejable nunca excederse de más de 75 saques por día y cuando lo realices lo hagas con pausas cada 25 bolas para recogerlas y cambiar la zona de ese mismo cuadro de saque en los siguientes 25 servicios.

El procedimiento consiste en realizar 25 saques en la esquina exterior del cuadro de saque, luego paras para recoger esas 25 bolas con el objeto de descansar los músculos que intervienen como hombro, brazo, codo y espalda. Luego realizas otros 25 saques a la esquina interior del cuadro de saque, vuelves a parar para recoger las bolas y por último realizas los últimos 25 servicios a la zona media del cuadro de saque para practicar el servicio al cuerpo del rival.

Haz cada servicio tomándote tu tiempo como si estuvieras en un partido de tenis, no te apresures y antes de cada servicio, bota la pelota en la pista varias veces, concentrándote en lo que vas a hacer, práctica todas tus rutinas de concentración para que queden automatizadas en el subconsciente para que en los partidos de tenis oficiales lo hagas sin pensar y te traiga paz mental y seguridad al ser situaciones muy familiares para ti.

Realiza este entrenamiento día de por medio para que tengas un día de descanso y los fines de semana “practica” el saque en partidos amistosos o de intercambio.

Obviamente, estos ejercicios sirven para corregir movimientos, defectos y fallos técnicos, cambios de velocidad, saques planos, de top spin, sidespin y slice ya que una mala técnica de saque más una deficiente postura corporal puede traer lesiones.

El saque es el golpe más importante del tenis porque depende de uno mismo, en el que comienza cada punto; si tienes un buen saque tienes una clara ventaja de marcar el ritmo de ese punto con altas probabilidades de ganarlo.

Ojo: el jugador que mejora su saque de tenis automáticamente sube varios escalones en su nivel de tenis y empieza a ganar partidos que antes se le dificultaba ganar, por eso vale la pena invertir tiempo y esfuerzo en entrenar y mejorar los servicios, tanto el primero como el segundo y sus diferentes variaciones.


Un Saludo

THE COACH MARTIN

18 Ansichten

Aktuelle Beiträge

Alle ansehen